sábado, 20 de diciembre de 2008

Un truco de David Copperfield falla en escena

[PRENSA MUNDIAL. 19 de diciembre 2008.]

Uno de los asistentes del mago es llevado de urgencia al hospital durante una actuación

En el mundo de la magia hasta un truco de David Copperfield puede fallar. Así quedó demostrado la noche del miércoles, cuando uno de los asistentes del ilusionista más renombrado de Estados Unidos tuvo que ser llevado de urgencia al hospital después de resultar herido durante la actuación del mago en Las Vegas.

El truco que Copperfield llevaba a cabo durante el accidente utiliza un ventilador industrial, a través de cuyas aspas el mago ilusoriamente camina, para luego desaparecer ante el público.

Fue una de aquellas aspas la causante del accidente, ya que un asistente de Copperfield, que sólo ha sido identificado como Brandon, acercó demasiado un brazo a ella y fue alcanzado por su rápido movimiento, resultando herido en la cara y con el brazo fracturado en varias partes.

Según informa la agencia de noticias Associated Press, el telón se cerró justo en el momento en que el trabajador sufrió el accidente, a pesar de que todo el escenario ya estaba cubierto de sangre.


Uno de los asistentes al show ha contado a la revista estadounidense Us que el público pensó que la tragedia era parte del espectáculo, hasta que Copperfield salió y anunció que, tras un accidente el show se daba por terminado y que los que quisieran que se les devolviera el dinero se acercaran a las taquillas.

El asistente fue llevado entonces al hospital, adonde llegó acompañado por todo el equipo del mago. Allí recibió nueve puntos en la cara y se sometió a una larga cirugía para sacar de peligro su extremidad.

"Brandon es un tío fantástico que ha estado en nuestro equipo durante todo el último año. Es muy leal y trabajador y todos los que le conocemos le queremos mucho", declaró el mago David Copperfield a Us, una vez que su asistente recobró la conciencia en el hospital. "Si sigue siendo tan bueno, tendré que tener cuidado para que no me quite el puesto".

A pesar de todo, el productor ejecutivo de Copperfield, Chris Kenner, ha asegurado que el show continuará en las fechas que tenía previstas en Las Vegas y que el truco del ventilador no se retirará del espectáculo.

viernes, 12 de diciembre de 2008

30 años de ilusiones - La desaparición de la moto - (Vídeo exclusivo con imágenes inéditas y doblaje en español)

Si en el especial titulado Encuentro Explosivo David Copperfield nos sorprendió con la espectacular aparición de la moto en la caja de las sombras, en esta ocasión el mago estadounidense sobrepasa todos los límites, y para empezar el especial de las Cataratas del Niágara nos invita a acompañarlo en su "paseo" con la Harley.

video

Se trata de otra de las ilusiones más famosas y representadas por David. Como decíamos, La desaparición de la moto (o Motorcycle Disappearance) es la ilusión que da comienzo al especial número 12, por lo que estamos ante uno de los "platos fuertes" en la carrera del ilusionista de New Jersey. En el vídeo, con doblaje en español, os ofrecemos en exclusiva el inicio de aquel especial y la entrada de Copperfield en el escenario, además de la ilusión completa y sin cortes.

Las giras en que fue representada son las siguientes: The Magic Of David Copperfield (1987 - 1990), Radical New Illusions (1991 - 1992), Magic for the 90's (1992 - 1994) y Journey of A Lifetime (1999 - 2000). En esta última (El viaje de tu vida), y como os comentábamos hace algunos días, nuestro amigo Michael_N tuvo el privilegio de contemplar la ilusión en directo y disfrutar de una de las desapariciones más aplaudidas del mago norteamericano.

El concepto de la ilusión es el siguiente: tras anunciar un paseo con su moto, David sube a bordo y recorre el escenario hasta llegar a una plataforma preparada por sus ayudantes. Una vez sobre ella, la Harley-Davidson y Copperfield son elevados hasta una altura de 2 ó 3 metros, momento en el que David pasa la mano por encima y provoca una explosión que rodea la plataforma, hasta que esta se abre y queda balanceándose. Cuando el público comprende que la moto y el mago han desaparecido sin dejar rastro, el motor de la Harley comienza a escucharse en la parte opuesta del auditorio, lo que significa que David ha conseguido reaparecer entre la gente tan sólo 4 ó 5 segundos después de su desaparición, algo aparentemente imposible. Tras la aparición, Copperfield abandona la moto y se dirige corriendo hacia el escenario, atravesando las gradas y demostrando la increíble distancia entre el punto inicial (el de la desaparición) y el final (el de la reaparición entre la gente), casi al fondo del recinto.

Si a todo ello le unimos la excelente música del grupo Van Halen y su canción Dreams, no es de extrañar que cada vez que David Copperfield presenta este efecto el público acabe levantándose de sus asientos. De nuevo, un deleite para la vista y una puesta en escena extraordinaria.

Solo nos queda disfrutar...

martes, 9 de diciembre de 2008

Claudia Schiffer: "Me cogió de la mano y apareció un milagro"

[Archivo. 2 de enero de 1997]

El rey de los magos considera como la maravilla más importante de su vida el encuentro con una de las mujeres más bellas del mundo: Claudia Schiffer. Se conocieron el 10 de octubre de 1993 en Berlín, al final de su show cuando la invitó a subir al escenario.

"Me tomó de la mano y en ese instante pasó un milagro", recuerda la rubia más conocida del mundo. "Sus ojos me atraían, me hipnotizaban. He visto en ellos tanta ternura, tanto calor humano, tanto amor".

Por su parte, David Copperfield ha confesado: "Yo me hundí en los ojos de Claudia, caí en este abismo, sin querer pararme".

Amor a primera vista. David y Claudia fueron designados la pareja más brillante del mundo. Ambos son muy guapos, ricos, jóvenes, talentosos. ¿Qué más podría desearse?

Su romance ya dura más de tres años, pero los ojos de Claudia y David no dejan de brillar y emitir ternura y amor en cada encuentro. Sin duda alguna, la falta de tiempo y sus respectivas ocupaciones les están creando muchos problemas.

"Pero hemos aprendido a llevar los compromisos", dicen. "No quisiéramos perder nuestra felicidad".

"A veces siento extraviar la cabeza por esta muchacha, que es objeto de deseo y de las pretensiones de todos los hombres del planeta", ha revelado David Copperfield.

"En mi vida -agrega- he hecho muchas cosas mágicas, he demostrado muchas maravillas, pero nada puede compararse con el milagro divino del amor recíproco y correspondido, el enigma más grande del mundo".

viernes, 5 de diciembre de 2008

El anuncio de Movistar

En 1997 estaba previsto que Copperfield aterrizara en España, pero nadie se atrevió a apostar por él, su caché estaba por las nubes y hubiera supuesto un coste muy alto en el precio de las entradas. El riesgo comercial para el empresario que lo trajera era bastante elevado.

Aun así, en 1998 invitaron a David a Sorpresa, Sorpresa (un programa muy popular de Antena 3) con el fin de evaluar su captación entre el público español. Si bien su actuación no fue demasiado vistosa (se limitó a realizar el gag de la mano giratoria y su célebre desaparición del anillo), el interés fue "bueno" y se logró una gira para España donde se incluirían solamente dos ciudades: Madrid y Barcelona.

El presente vídeo, inédito hasta ahora y ofrecido en exclusiva por nuestro blog, es un anuncio promocional realizado por Movistar y emitido por Antena 3 durante aquellas fechas de noviembre de 1998. Finalmente, Copperfield sí triunfó en 1998 y repitió con una nueva gira en 2000, hasta ahora la última conocida en España.

video

martes, 18 de noviembre de 2008

Yo estuve allí. (El viaje de tu vida, La Coruña, año 2000)

Como muchos ya sabéis, la última visita de David Copperfield a España se produjo en el año 2000, con el espectáculo El viaje de tu vida. Ciudades como Madrid, Valencia o Barcelona tuvieron la fortuna de acoger al famoso mago, que representó en directo sus más impactantes ilusiones ante auditorios de varios miles de espectadores.

Otra de las ciudades que David visitó fue La Coruña, en Galicia. Allí, el ilusionista de New Jersey deleitó a los asistentes con Trece, Portal y la Desaparición de la moto, entre otros efectos. Fue en el Coliseo de la ciudad coruñesa, ante unas 5 ooo personas, y nuestro amigo Michael_N estuvo allí para contarlo.

El día elegido fue el sábado, 20 de mayo del año 2000. Las 11 de la noche, la hora de comienzo. Y una de las pocas personas que puede relatar lo que sucedió a partir de aquel instante es Michael. Aunque ya han transcurrido 8 años desde aquella actuación, nuestro compañero todavía guarda en la memoria muchos de los momentos del espectáculo. Hemos charlado con él sobre aquella inolvidable noche. Esto es lo que nos ha contado:

Shadowboy: ¿Cómo supiste que David vendría a España? ¿Qué referencias tenías de él?
Michael_N: Lo supe gracias a la televisión y a los medios de comunicación. Sabía que podría ser una excelente oportunidad para verlo en directo en España, después de haberlo visto por primera vez en televisión en 1998. Mis referencias sobre David se remontan a dicho año 98, en el cual, aparentemente por casualidad, vi uno de los especiales que Antena 3 emitía por aquella época. Me quedé tan sorprendido que le seguí el rastro desde entonces.

S.: Cuéntanos cómo discurrió el día de su actuación. ¿En qué lugar fue el espectáculo? ¿Acudiste acompañado? ¿Qué capacidad aproximada tenía el recinto?
M.: El espectáculo fue en el Coliseo de la ciudad de La Coruña (Galicia). Acudí acompañado de mi familia y unos vecinos. La capacidad del polideportivo rondaría los 5 000 espectadores.

S.: ¿Recuerdas las ilusiones que presentó David Copperfield aquel día? ¿Podrías referir en qué orden aparecieron?
M.: Más o menos sí recuerdo algunas de sus ilusiones. Prácticamente todas eran las mismas que las emitidas en los especiales ofrecidos por Antena 3: El ascensor, La desaparición de la moto, La rosa flotante, Squeezebox (el empequeñecedor), Blueprint for Mystery (chicas que desaparecen), Head Mover (la cabeza que se separa del cuerpo), Portal y Trece (con la desaparición del presidente del Deportivo incluida), pero debo señalar que no recuerdo exactamente el orden de aparición.

S.: Háblanos un poco de las reacciones del público. ¿Disfrutó con el espectáculo? ¿Cuál fue la ilusión más aplaudida? ¿Cómo reaccionó el auditorio cuando David apareció?
M.: Nada más entrar al Coliseo, recibimos un cepillo de dientes con la marca de coches Wolkswagen, algo que me extrañó. Los acomodadores iban disfrazados a lo Harry Potter, con sombrero de mago incluido. En general, el comportamiento del público fue bastante normal, y creo que muchas personas no conocían exactamente lo que se iban a encontrar en el espectáculo, pues mi vecino y yo éramos de los pocos que con solo escuchar la música sabíamos de qué ilusión se trataba. La gente, incluso, nos miraba sorprendida como diciendo "cuánto saben estos dos...". Cuando apareció David Copperfield en el ascensor acompañado de la potente música de Phil Collins, fue un momento realmente espectacular; el público aplaudió a lo grande. Desde luego, impresionó mucho verlo todo aunque fuese a unos 30 metros de distancia (había una pantalla gigante para seguir de cerca la actuación). La ilusión más aplaudida fue probablemente la última, Trece, en la que 13 personas elegidas al azar mediante balones de goma desaparecían y reaparecían en otra parte del auditorio en cuestión de segundos. La anécdota vino de la mano de Lendoiro, presidente del Deportivo, que regaló una camiseta del equipo de fútbol al mago y desapareció junto a las otras 12 personas. Copperfield se mostró muy simpático y no dejó de hacer bromas. Incluso, se atrevió a chapurrear algo de español.

S.: Y ahora, a título más personal, ¿qué fue lo que más y lo que menos te gustó del show?
M.: Me encantó su forma de dirigir todo el espectáculo. Como decía, Copperfield hablaba a veces en español para hacer reír a los espectadores. Eran chistes en plan vacilón y con doble sentido, más orientados quizá a un público adulto, aunque perfectamente entendibles. Lo que menos me gustó fue presenciar prácticamente las mismas ilusiones que ya había visto en televisión; eché en falta algo más de novedad, aunque debo reconocer que no es lo mismo verlo en televisión que en directo.

S.: ¿Encontraste mucha diferencia entre la puesta en escena de los espectáculos que habías visto por televisión y la que presenciaste en directo?
M.: Sí, había algunas diferencias. El material empleado para las ilusiones era el mismo que para los especiales de televisión; pero quizá debido a las prisas o a la falta de preparación, pude apreciar algún que otro "fallo". La puesta en escena tampoco era la misma, con un escenario mucho más sobrio que el presentado para la pequeña pantalla.

S.: ¿Cómo se desenvolvió David? ¿Pronunció alguna frase en español? ¿Cómo iba vestido? ¿Consiguió conectar con la gente?
M.: Fue muy espontáneo y familiar, se comportó con bastante soltura. Pronunció alguna que otra frase en español. En Trece, por ejemplo, dijo algo así como "bye bye, hasta Navidad". Consiguió conectar con la gente de manera muy fácil, todo el mundo participó alegremente. Fue algo muy enriquecedor.


S.: Descríbenos el momento más espectacular según tu punto de vista. ¿Cuál fue la ilusión que más te impactó?
M.: La que más me impactó fue Head Mover. Ya la había visto en televisión pero presenciarla en directo fue sobrecogedor: David coloca la cabeza de una mujer rubia dentro de una caja y tras cortarla la desplaza hacia otra plataforma ubicada a unos metros de distancia. Es un efecto sorprendente en todos los sentidos. El corazón me dio un vuelco...

S.: ¿Te sorprendió David con algo que no esperases? ¿Hubo algo en el espectáculo que nunca hubieras imaginado?
M.: No esperaba ese humor guasón con doble sentido. Parecía un niño travieso dispuesto a hacer reír a todos los presentes. Tampoco imaginaba la reacción del público, muy cordial durante todo el espectáculo. Aquello era una auténtica fiesta, yo estaba tan feliz con la música y las ilusiones que me puse a bailar en el propio asiento... Es algo que te llena profundamente, fueron las dos mejoras horas de mi vida en mucho tiempo. Ojalá fuera así el mundo en que vivimos: Copperfield lo transforma en algo que aquí no se vive, es como trasladarse a una época inexistente.

S.: Por último, ¿repetirías la experiencia? ¿Qué puedes decirles a todos los fans que desean ver al mejor mago del mundo en directo y no están muy convencidos de asistir a su show?
M.: Pues mira, querido Shadowboy, tengo unas ganas enormes de volver a repetir aquella experiencia, estoy loco por ir adonde sea para ver y sentir de nuevo todo aquello. Es más, ahorro para cumplir ese sueño, el dinero no debería ser una barrera para sentir no solo su magia en directo, sino también ese ambiente tan sugerente que poco a poco se va apoderando de ti y te hace acabar con una gran sonrisa. Si tú, lector, eres una de esas personas a las que les gustaría hacer realidad sus sueños, este es el destino más adecuado, el de la extraordinaria y fabulosa magia de David Copperfield.

martes, 11 de noviembre de 2008

Magia de cerca - La rosa flotante (Floating Rose)

Inauguramos una nueva sección. Como sabéis, David Copperfield es mundialmente conocido por sus grandes ilusiones y efectos espectaculares. A causa de ello se suele argumentar (muchas veces con escaso criterio y demostrando un desconocimiento total de su trayectoria) que los espectáculos del mago estadounidense consisten en toneladas y toneladas de tecnología y escasa habilidad manual. Y si bien es cierto que con el paso de los años su magia ha evolucionado hasta límites insospechados, no lo es menos que David siempre se ha preocupado por incluir "pequeños" juegos de manipulación que mantienen un perfecto equilibrio entre tecnología o magia grandiosa y magia de cerca o manual.

Así, es muy extraño (por no decir imposible) que no encontremos varios efectos de prestidigitación en cualquiera de sus shows. En ellos, Copperfield se deleita y nos muestra esa otra parte de la magia que puede resultar todavía más inexplicable si cabe, pues se realiza a escasos centímetros del espectador. En suma, todo un reto, con cientos de ojos alrededor tratando de averiguar los secretos de algo que se encuentra ahí mismo, a pocos metros, y que no tiene explicación aparente.

En esta primera entrega os mostraremos Floating Rose, un excelente juego en compañía de una espectadora. El vídeo forma parte del especial de 1991 titulado Misterio en el Orient Express. La música pertenece a Johnny Clegg y su canción Dela. Y como podéis comprobar, la única tecnología existente son las manos de David y el pequeño trozo de papel. ¡Ah! Y rodeado de espectadores...

video

viernes, 24 de octubre de 2008

Cumplimos 1 año. ¡Gracias por estar ahí!

El 24 de octubre de 2007 iniciaba su andadura David Copperfield Spain, el blog en español dedicado exclusivamente al popular mago norteamericano. A lo largo de estos 365 días, hemos intentado que la magia llegase a vuestros hogares y que conocierais un poco más al que para nosotros es un artista en mayúsculas, mucho más que un simple ilusionista que se limita a presentar sus shows.

Los administradores queremos agradeceros vuestra confianza durante todo este tiempo, así como los mensajes de apoyo y los comentarios sobre los artículos del blog. Nuestro contador de visitas ha ido creciendo paulatinamente y esperamos que en los próximos meses podamos seguir contando con vuestro interés. Son ya casi 8.000 las entradas que hemos registrado y seguiremos trabajando para ofreceros temas de calidad acerca del mejor mago de todos los tiempos.

Próximamente incluiremos nuevas exclusivas y sorpresas que esperemos sean de vuestro agrado. Al mismo tiempo, os pedimos que seáis pacientes, pues no siempre es sencillo mantener el blog al día regularmente. Por ello, os seguimos animando a participar activamente y a colaborar con nosotros en todo aquello que creáis oportuno: nuevos temas, informaciones de última hora, fotografías, noticias, vídeos, etc. O, simplemente, podéis contarnos cómo han sido vuestras experiencias al ver a David en directo. Nosotros trataremos la información y de acuerdo con vosotros la publicaremos en pocos días. Os recordamos que nuestro correo de contacto es dcopperfield.spain@gmail.com.

Y, sobre todo, nuestras últimas palabras han de ir dedicadas a David Copperfield: a pesar de que últimamente ha tenido motivos para no estar todo lo feliz que le gustaría, estamos seguros de que muy pronto volverá a deleitarnos con nuevas ilusiones que dejarán atónitos tanto a sus fans como a la gente que no lo sigue con regularidad. Desde David Copperfield Spain, le mandamos un fuerte abrazo y lo animamos a que vuelva a nuestro país tan pronto como sea posible. Seguro que el éxito será todavía mayor que en sus dos visitas anteriores.

Saludos de Michael_N y Shadowboy. ¡Gracias por todo!

miércoles, 22 de octubre de 2008

Encuentro mágico en Canadá

(Publicado en Winnipeg [Canadá]. 9 de octubre de 2008)

Si hay alguien que tenga el poder para traer de vuelta al equipo de hockey Winnipeg Jets, ese es David Copperfield. Después de todo, si el renombrado maestro de la ilusión puede hacer desaparecer la Estatua de la Libertad, seguramente podrá hacer también que un antiguo equipo de hockey reaparezca en nuestra pequeña ciudad, ¿no?

Pero nos basta con ver si Copperfield (52 años) puede realizar algunos números de magia cuando venga a la ciudad la próxima semana. De todas formas, estamos maravillados con el espectáculo Una noche íntima de gran ilusión, una serie de impactantes trucos que tienen como objetivo cumplir los sueños de las personas presentes en el show.

Conseguir el número ganador de la lotería, reunirse con un ser querido, viajar a lugares exóticos… Todos los sueños pueden hacerse realidad en el espectáculo. Copperfield también se saca de la manga algunos otros trucos, como aproximarse a un letal escorpión negro o atravesar sólidas planchas de acero... Ya saben, lo normal.

Ya vino en dos ocasiones con su magia a nuestra ciudad, en 2004 y 2007. A lo largo de su carrera, Copperfield ha levitado, ha escapado de lugares como Alcatraz y ha hecho desaparecer grandes monumentos. Sin embargo, el nativo de Nueva Jersey también ha visto cómo su buena estrella ha ido apagándose tras romper con Claudia Schiffer en 1999 y, más recientemente, tras ser acusado de violación e intento de soborno.

Copperfield rehusó hablar de la prensa cuando le enviamos un e-mail la pasada semana. No obstante, estuvo dispuesto a desvelar sus más recientes proyectos, los cuales quizá lo devuelvan algún día a lo más alto del panorama mágico internacional:

David, usted ha caminado a través de la Gran Muralla China, ha conseguido volar, ha levitado sobre el Gran Cañón del Colorado y ha hecho desaparecer la Estatua de la Libertad, entre otras muchas cosas. ¿En qué ilusiones está trabajando actualmente?

Siempre he querido poner la cara de una mujer en el Monte Rushmore, enderezar la torre inclinada de Pisa y hacer desaparecer la Luna. Por lo tanto, tengo muchos desafíos por conseguir.
La clave de todo es considerar que NADA es imposible a la hora de elaborar una ilusión. Por ejemplo, la ilusión de volar me costó más de seis años hacerla realidad. Uno de mis números actuales, Reunión (consistente en reunir a una persona del público con un ser querido en una isla remota ante los ojos de los espectadores), es extremadamente emotivo y gratificante para mí.

¿En qué momento supo que tenía el don de la ilusión?

Me interesé por la magia a una edad muy temprana. Aunque al principio fui ventrílocuo con un muñeco, enseguida me pasé a la magia, donde me sentí mucho mejor. Aprendí un truco con unas cartas de mi abuelo cuando tenía siete años. Al principio, mis padres deseaban que su hijo fuese médico, pero les hice ver que la magia me podría resultar mucho más ventajosa tras mi primera aparición en televisión para un especial de la ABC.

Actuar ante la mirada del público también supone recibir críticas. ¿Cuáles son las cosas más absurdas que ha llegado a escuchar por parte de sus detractores?

Puesto que soy una persona con experiencia en el mundo de la magia, ¡creo que es mejor hacer desaparecer esa pregunta!

A pesar de la admiración que ustedes, los magos, despiertan, ¿a qué cree que es debido que en otras muchas ocasiones no se les comprenda?

La magia es el arte más antiguo que existe en el espectáculo, se practica de forma ininterrumpida desde los tiempos del antiguo Egipto pasando por todas las épocas conocidas hasta el presente. Comprender la historia es la clave para saber apreciar el arte.

¿Qué clase de espectáculo va a representar en Winnipeg?

En Reunión, un miembro del público hará el viaje de su vida para reencontrarse con un ser querido. Situada en una grúa conmigo, suspendida sobre las personas del público, la persona desaparece, e instantes después reaparece en el lugar de sus sueños. En un juego de magia de cerca, me las veo con un escorpión negro africano. Con Squeezebox, el público observa cómo me reduzco hasta el punto de poder meterme en un zapato de Prada. Y en la ilusión que llamo La lotería, inspirada en un sueño de mi abuelo, revelo una técnica secreta para predecir los números ganadores. Una de las ilusiones más interactivas es Trece, en la que trece personas del público escogidas al azar desaparecen, dejando a sus amigos y familiares pensando si aplaudir o poner un anuncio de “Se busca” en los cartones de leche.

Nuestro adorado equipo de la NHL, Winnipeg Jets, fue tomado por nosotros en 1996 y ha ido perdiendo gas de forma considerable desde entonces. ¿Existe alguna posibilidad de que usted lo haga reaparecer?

¡Sería una gran noticia! Pero normalmente, las peticiones más corrientes que recibo son estas: "¿Puede usted hacer desaparecer a mi jefe, o a mi suegra?". Voy a apuntarme la suya...

sábado, 4 de octubre de 2008

An Intimate Evening of Grand Illusion (Una noche íntima de gran ilusión)

Imagina si pudieras...

-Ganar en la lotería.
-Viajar a un lugar soñado en un abrir y cerrar de ojos.
-Conseguir el coche de tus sueños.
-Dar marcha atrás en el tiempo.
-Reunirte con un antiguo ser querido.

Todo ello se puede hacer realidad cada noche... y gracias al espectáculo que David Copperfield representa habitualmente en uno de los emplazamientos más lujosos de Las Vegas: el MGM, Hollywood Theatre. "Quiero basar mi trabajo en los sueños que realmente tiene la gente", explica el mago en su web. Según sus propias palabras, "en Grand Illusion, los asistentes verán cómo sus deseos se hacen realidad en directo, ante sus ojos y en tres dimensiones. Se trata de una experiencia interactiva en la que se cumplen todos los sueños. Hasta el momento no se había visto nada igual. Grand Illusion trata de personas normales y corrientes que, por ejemplo, tienen el sueño de reencontrarse con un ser querido al que no ven desde hace mucho tiempo. Y al final conseguimos que se haga realidad. Se puede ver allí, instantáneamente, delante de tres o cuatro mil espectadores que presencian el espectáculo y dan fe de que, efectivamente, lo que ha sucedido es absolutamente real".

Asimismo, el gran ilusionista de New Jersey nos cuenta que "Grand Illusion fue en parte inspirado en un deseo no cumplido de mi abuelo: ganar en la lotería, un sueño que mucha gente comparte. En realidad, todo se basa en conseguir aquello que uno siempre ha soñado. El show se llama Una noche íntima de gran ilusión porque también es interactivo: en una de las partes, por ejemplo, la audiencia descubre cómo predecir números de lotería. Así, el espectador acaba traspasando la línea que separa la magia de la realidad".


Entre las ilusiones representadas destaca especialmente Thirteen (Trece), una de las creaciones más espectaculares de David a lo largo de su carrera. En ella, trece personas escogidas al azar son conducidas a una plataforma ubicada en el escenario para, segundos después, desaparecer y reaparecer inexplicablemente en otra parte del auditorio. Además, Copperfield también reduce su estatura al mínimo con la célebre Squeezebox y atraviesa una sólida lámina de acero en Thru Steel, demostrando que los sueños pueden disolver barreras.

Las fotografías que podemos observar están relacionadas con el espectáculo. La primera muestra dos entradas de este mismo año. En la siguiente vemos la entrada al Hollywood Theatre, con el nombre de Copperfield en la parte superior izquierda. La tercera foto nos lleva al interior del teatro, poco antes de la representación (observamos a la gente acomodándose y la gigantesca pantalla del escenario). Por último, tenemos la oportunidad de ver un momento del show, en el que David aparece a bordo de un coche que permanece en el aire.

An Intimate Evening of Grand Illusion es un conmovedor espectáculo que cambia la vida de los asistentes y los transporta a una fiesta donde los deseos se hacen realidad. Haciendo gala de su peculiar sentido del humor, David Copperfield se adentra en un nuevo terreno y consigue que su arte nos conduzca hasta una nueva y personal dimensión donde cada noche pueden ocurrir maravillas que jamás olvidaremos.

jueves, 28 de agosto de 2008

30 años de ilusiones - Motorcycle Shadowbox

A lo largo de su carrera, David Copperfield ha ido incorporando a su espectáculo algunos elementos que, con el paso del tiempo, han llegado a convertirse en símbolos casi legendarios de su incomparable magia. La Sierra, el Ventilador o el pato Webster (este en una versión de magia más cómica) son buena prueba de ello.

Sin embargo, pocas ilusiones aportan un grado de espectacularidad y dinamismo mayor que las realizadas con la flamante Harley-Davidson que Copperfield lleva utilizando desde finales de los 80.

En esta ocasión nos detendremos en la fantástica aparición en la caja de las sombras, efecto que el mago de New Jersey ha mantenido en su show hasta el día de hoy. Se trata, pues, de una de las grandes referencias en su trayectoria artística y de la ilusión que suele encabezar la mayoría de los espectáculos.

video

Presentada por primera vez en televisión en el especial titulado Encuentro Explosivo (The Explosive Encounter), esta ilusión, como hemos apuntado, ha sobrevivido hasta la actualidad y se ha convertido en una de las apariciones favoritas de David sobre el escenario. Por lo tanto, cientos de miles de personas la han visto de cerca y, aún hoy, los afortunados que acuden a An Intimate Evening of Grand Illusion (el último espectáculo del mago) pueden apreciar su excelente puesta en escena. Las giras mundiales en las que Motorcycle Shadowbox ha sido representada son: The Magic Of David Copperfield (1987 - 1990), Radical New Illusions (1991 - 1992), Portal (2001 - 2002) y An Intimate Evening of Grand Illusion (desde el 2003 hasta la actualidad).


El concepto de esta ilusión es tan sencillo como espectacular: una gran caja de paredes translúcidas es presentada en el escenario por los ayudantes de David. Acto seguido, estos demuestran que dentro no hay absolutamente nada; para ello, se sirven de focos o bombillas que dirigen hasta su interior. Incluso, podemos comprobar la luz de las bombillas por los laterales y la parte trasera de la caja, lo que prueba la inexistencia de cualquier tipo de artilugio o persona en el interior. Poco después, sin embargo, los ayudantes cierran de nuevo la caja y a la altura de la pared frontal colocan las bombillas, la luz de las cuales "se une" y parece trasladarse a la caja, cuyas paredes se iluminan y comienza a ocurrir algo casi impensable: a través de la caja podemos observar extrañas sombras que van tomando forma, hasta que finalmente distinguimos la figura de un hombre a bordo de una moto. Al mismo tiempo, el potente motor de la Harley comienza a escucharse, lo que nos hace suponer que, efectivamente, alguien ha aparecido al mando de una moto en el interior de la caja antes vacía. Los ayudantes desmontan las paredes de la caja y ante una luz cegadora observamos a un sonriente David Copperfield haciendo rugir el motor.


Con el paso de los años, esta ilusión ha sido modificada en algunos aspectos. La primera vez que la vimos en televisión, la música era de Pet Shop Boys y su canción One more chance. Además, la aparición de David era algo más lenta. En la actualidad, la música de Moby y su Southside dotan al efecto de un mayor halo de misterio: la atmósfera creada por esta canción envuelve el auditorio y la aparición (mucho más dinámica y vertiginosa que la anterior) resulta aún más impactante si cabe.


Si todavía no la habéis visto, ahora tenéis ocasión de hacerlo a través de nuestro blog. ¡Disfrutad!

miércoles, 9 de julio de 2008

"Fue Claudia Schiffer quien me hechizó a mí"

ARCHIVO. (Entrevista publicada en el año 1998 por la revista Pronto [España]).

En esta ocasión, os ofrecemos en exclusiva una entrevista realizada a David con motivo de su primera gira por España en 1998 (Madrid y Barcelona). En ella, el mago nos habla, entre otras cosas, de sus inicios en el mundo de la magia, de su espectáculo (Sueños y pesadillas), de su relación con Claudia Schiffer y de sus proyectos de futuro.

A continuación, reproducimos un extracto con algunas de las cuestiones más interesantes:

Pronto: Comenzó hace 25 años su carrera profesional en Hawai. ¿Lo recuerda todavía?

David Copperfield: Sí, claro, yo vivía en un anexo de un hotel que todavía existe.

P.: ¿Qué les pareció a sus padres su decisión?

D. C.: No estaban especialmente contentos con la idea. Pero llevo el espectáculo en la sangre. En los clubs de Nueva York y en los shows de Broadway he visto cosas realmente impresionantes. Allí aprendí mucho y me reafirmé aún más en mi decisión.

P.: Háblenos de su último espectáculo...

D. C.: Es, sin duda, el mejor. En él participa mucho más activamente el público e incluso desaparecen 13 espectadores.

P.: Muchas veces le han acusado de sustituir la habilidad por la tecnología moderna. ¿Usted qué opina? D. C.: Bueno, hay un equilibrio. Hay trucos que requieren mucha tecnología, pero también está el otro lado. Yo lo llamo "magia en vivo", trucos que también funcionan sin tecnología o luces. Lo podríamos comparar con los grandes productores cinematográficos de nuestros días. Francis Ford Coppola necesita una gran cantidad de equipo técnico, pero no sería nadie sin su espíritu artístico.

P.: ¿Alguna vez ha presenciado un fenómeno sobrenatural verdadero?

D. C.: Espero que realmente no seamos los únicos seres vivos, que haya alguien más ahí fuera. Quizás haya un encuentro con un "E. T." en mi vida. Por otro lado, la gente solo utiliza aproximadamente el 10 por ciento de su cerebro, evidentemente hay mucho más en nosotros de lo que creemos. Suelo hablar con Dios a menudo. Él me dio la vida y eso sí que es un milagro.

P.: Sus padres suelen viajar con usted. ¿Mantiene con ellos una relación muy cercana?

D. C.: Sí, ellos me acompañan siempre que les es posible. Me apoyan mucho. Se suelen preocupar por el riesgo que entrañan algunos de mis trucos, aunque no les puedo culpar porque yo también lo hago. Cuando estoy colgado de una finísima cuerda, sobre unas afiladas estacas, mi corazón también late muy deprisa.

P.: ¿Es igual de buena su relación con los padres de Claudia Schiffer?

D. C.: Sí, muy buena. Son una gente encantadora. Han educado a sus hijos de modo que todo les salga bien en la vida. Me siento muy feliz de poder formar parte de esa familia.


P.: ¿Tiene algún sueño que le gustaría convertir en realidad?

D. C.: Sí, que hubiera paz. Esa es la más grande de todas las magias. Si todo el mundo pudiera convivir en paz con los demás, eso sería realmente mágico. Me siento frustrado cuando veo en las noticias qué tipo de cosas suceden. Quizás por eso me retiro a este maravilloso y mágico mundo, donde cualquiera puede ser feliz. Pero yo sólo puedo recrear historias, ilusiones. No puedo hacer milagros.

domingo, 15 de junio de 2008

Desafiando al misterio de los siglos

Frente a la costa sudeste de los Estados Unidos, existe una zona que forma lo que se ha denominado un triángulo. Se extiende desde las Bermudas, por el Norte, hasta el Sur de la Florida; va hacia el Este, hasta un punto situado a través de las Bahamas, más allá de Puerto Rico, a unos 40 grados de longitud Oeste, y luego regresa hacia las Bermudas. Se la conoce como el Triángulo de las Bermudas. Esta zona ocupa un sitial inquietante, casi increíble, en el catálogo de los misterios no resueltos del mundo. Desde 1945 han desaparecido, en medio de una atmósfera transparente, más de cien barcos y aviones, y se han perdido más de mil vidas humanas.

David Copperfield no iba a ser menos en enterarse. En marzo de 1988, en pleno auge en los medios de comunicación de un fenómeno tan extraño como insólito, desafía al misterio de los siglos y anuncia que irá al Triángulo de las Bermudas, volviendo sano y salvo de la odisea...

Obviamente, todo es magia; invierte un año de preparación y dos millones de dólares. Es el especial número 10 y continúa imbatible en índices de audiencia año tras año. ¿El resultado? Un fragmento de aquel especial os lo mostramos a continuación, disfrutadlo y ¡felices vacaciones!

video

jueves, 12 de junio de 2008

Un adelantado en nuestra Era

Lo más destacado de su vida profesional (I)

(Extraído del libro oficial distribuido en España [2000])

1968. David se convierte en el mago e ilusionista más joven en la historia de la Sociedad Americana de Magos.

1972. David enseña en la Universidad de Nueva York "El arte de la magia", un curso de un semestre con el departamento dramático. Aún siendo un adolescente David enseña a nivel universitario durante sus últimos días como alumno en el instituto.

1974. David es la estrella y líder creativo del musical The Magic Man, la original comedia musical que más ha durado en cartelera en la historia de Chicago.

1977. La Magia de ABC con David Copperfield presenta la magia de David y 14 estrellas del mismo canal para anunciar la próxima temporada de televisión.

1978. La Magia de David Copperfield, un programa de la CBS con invitado especial, Orson Welles, consigue una audiencia muy importante y muestra una vez más el estilo único de magia de David.

1979. La Magia de David Copperfield II otorga a David y a su equipo una crítica sensacional y varias nominaciones para el premio Emmy.

David diseña y monta el escenario mágico para el grupo Earth, Wind & Fire. En cada estadio, un público de 20 000 espectadores ve al grupo desaparecer del escenario y después aparecer otra vez en un monolito sobre sus cabezas.

La película El Tren del Terror (Terror Train), con Jamie Lee Curtis en su segundo papel principal, da a conocer a David a una gran audiencia de cine. La magia en esta producción de la 20th Century fue creada por David.

1980. David hace que un Ferrari de 60 000 dólares flote por encima del público y luego desaparezca. La Magia de David Copperfield III se convierte en uno de los programas más vistos del año.

David es nombrado mago del año. Esto lo convierte en el mago más joven que haya recibido el Óscar de la Magia.

1981. La Magia de David Copperfield IV por la CBS hace historia. David hace que un avión a reacción de siete toneladas desaparezca delante de millones de espectadores. Este es el objeto más grande que nunca se haya hecho desaparecer (y sin ningún truco fotográfico).

David es elegido como "Animador del Año". El premio se lo entrega la Guía Americana de Artistas de Variedades por la televisión americana.

(Continuará...)

jueves, 8 de mayo de 2008

David Copperfield aparece en la Opera House

7 de Mayo 2008 / GateHouse Servicio de Noticias.
David Copperfield, el hombre que hizo desaparecer la Estatua de la Libertad y caminó a través de la Gran Muralla China, realiza "Una tarde íntima de grandes ilusiones", del viernes al domingo, en la Opera House, Boston.

En un mundo en el que David Blaine realiza números de magia con riesgo físico y Criss Angel continúa con sus efectos insólitos en la calle ante todo tipo de personas, David Copperfield sigue siendo el ilusionista a batir.

¿Habrá olvidado Copperfield dónde enseñaba magia con 16 años? Hemos llevado a cabo una entrevista por correo electrónico con él (se nos dijo que esta es la única manera para realizarle entrevistas), y nosotros le enviamos una pequeña trampa entre las preguntas, pero él no se dio cuenta y tuvimos que rectificarla nosotros mismos...

Pregunta: ¿Realmente usted contesta a la preguntas? ¿O es algún tipo de ilusión?
David Copperfield: ¡UN VERDADERO estudiante de arte NUNCA revela sus secretos!

P: Criss Angel es un ilusionista cuyo espectáculo es más "callejero" que de artes escénicas. ¿Cuál es su opinión al respecto?
DC: La mayor atención está focalizada en el Arte de la Magia, ¡lo mejor! Después de todo, es la más antigua de todas las artes escénicas, practicada ininterrumpidamente a través de los tiempos.

P: El nombre de su actual gira se llama "Grand Illusion" y usted afirma que desea sorprender al público haciendo realidad sus sueños. ¿Tiene algún sueño por cumplir?
DC: La magia ha hecho de mi vida personal algo muy especial y me ha concedido la oportunidad de hacer realidad sobre el escenario muchos de mis sueños. Siempre he querido hacer desaparecer la Luna o poner la cara de una mujer en el Monte Rushmore.

P: Es muy interesante que una de sus ilusiones, llamada "Reencuentro", reúna a alguien con un ser querido en un lugar seleccionado. ¿Hay alguna persona a la que usted desearía ver de nuevo?
DC: Me gustaría volver a encontrarme con mi difunto abuelo. Él me enseñó mi primer truco y nunca llegó a verme en directo sobre un escenario. Me hubiera gustado que él estuviera en primera fila viéndome, seguro que una gran sonrisa iluminaría su rostro.

P: ¿Le ha costado ser famoso? ¿Recuerda los primeros tiempos de su carrera, cuando comenzaba a enseñar magia en la Universidad de Fordham? (Le hemos puesto una pequeña trampa, Copperfield no enseñó magia en la Universidad de Fordham, sino en la Universidad de Nueva York).
DC: ¡Qué bien ha investigado usted! ¡Sí, yo fui el profesor más joven que jamás haya existido! El Arte de la Magia es mi pasión y mi actividad, desde que tenía 9 años yo no podía imaginarme haciendo cualquier otra cosa. He viajado a muchos países del mundo y no importa cuál sea su origen, la magia trasciende todas las barreras del idioma. Es una suerte que pueda comunicarme con tantas personas en este planeta, ¡haciendo lo que me gusta! ¡No cambiaría mi vida por nada en el mundo!

sábado, 19 de abril de 2008

30 años de ilusiones - Un truco con la cámara (Camera trick)

A pesar de la antigüedad de esta ilusión, todavía nos seguimos asombrando ante su sorprendente y súbito efecto.

video

David Copperfield la presentó en el especial de las Cataratas del Niágara, justo después de la genial desaparición de la moto, de la que hablaremos más adelante. Si bien no fue representada durante demasiado tiempo (tan solo fue incluida en las giras The Magic Of David Copperfield [1987-1990] y Magic for the 90's [1992-1994]), no es menos cierto, como decíamos, que estamos ante una ilusión muy espectacular, llena de dinamismo, y en la que tampoco falta el humor.


Tras una entretenida introducción de David acerca de las insistentes preguntas de la gente sobre los supuestos "trucos de cámara" de sus ilusiones, el mago de New Jersey asegura que "hoy, no haremos un truco de cámara. No. Haremos un truco con ella. No es lo mismo...". Así, después de subir una gran cámara de televisión y a su respectivo cámara, Tim White, sobre una plataforma, este comienza a enfocar a David, cuya imagen aparece en una pantalla gigante ubicada en la parte derecha del escenario, de manera que el público no pierda detalle de cuanto sucede. Y al compás de Wang Chung y su Hypnotize me, Copperfield y sus ayudantes ocultan la cámara (y a Tim, obviamente) en el interior de una caja hecha a medida. A través de un orificio practicado en uno de los laterales de la citada caja, el cámara podrá seguir grabando los movimientos de David sobre el escenario. El mago bajará hasta la zona del público y realizará un gag cómico, mientras sigue enfocado en todo momento por la cámara que, gracias a los ayudantes, irá siendo desplazada por el escenario sobre las ruedecillas de la plataforma.

Cuando David vuelve al escenario se coloca frente al agujero de la caja a través del cual se efectúa la grabación y, colocando su mano sobre este al grito de "que todo el mundo mire esto... ¡No van a creerlo!", podemos apreciar cómo se difumina la imagen en la pantalla gigante, hasta desaparecer completamente la señal. Acto seguido, Copperfield y sus ayudantes abren la caja e, inexplicablemente, ya no hay rastro de Tim ni de la cámara sobre la plataforma, sino una fina nube de humo provocada por la desaparición de ambos.

Tras la ilusión, David nos muestra un vídeo humorístico en el que la cámara y Tim han reaparecido en lo alto de un edificio... Bromas aparte, lo cierto es que estamos ante una ilusión con una puesta a punto bastante costosa. Quizá por ello, el mago norteamericano y su equipo decidieron dejar de representarla a mediados de los 90.

En cualquier caso, se trata de un efecto muy bien elaborado, que nada tiene que envidiar a otras creaciones mucho más famosas del célebre mago. Aunque actualmente haya quedado un poco en el olvido, siempre vale la pena disfrutar con desapariciones tan inverosímiles como esta. Una obra maestra más del gran ilusionista de New Jersey.

sábado, 12 de abril de 2008

Una puesta en escena acorde con el mejor mago del mundo

Cuando presenciamos un espectáculo de David Copperfield, lo que permanece para siempre grabado en nuestras retinas suele ser alguno de los momentos cumbre del show: una desaparición, una aparición, el vuelo de David sobre el escenario, etc. Es decir, recordamos las ilusiones en sí, sobre todo momentos concretos (seguro que muchos de vosotros os acordáis, por ejemplo, de la divertida compresión de David en Squeezebox, y en especial del gran momento en que su cabeza y sus pies llegan casi a tocarse).

Sin embargo, y para que cada una de las ilusiones consiga llevarse a cabo con toda su belleza y dinamismo, es necesaria una puesta en escena única, trabajada y estudiada hasta el más mínimo detalle. Así, aparte de crear y representar los efectos mágicos en el espectáculo, el escenario debe ser previamente acondicionado con toda clase de ornamentaciones, elementos y marcas. Además, una intrincada red de focos se encargará de uno de los aspectos más importantes en todo espectáculo mágico: la iluminación. De manera que, si prestamos un poco de atención, observaremos que no solo el escenario se encuentra iluminado, sino que dichos efectos de luz se encuentran repartidos por la práctica totalidad del auditorio, el cual se convierte así en una parte más del show (recordemos que David suele emplear las gradas de público para "completar" muchas de sus ilusiones; de igual modo, son frecuentes sus paseos entre los asistentes al espectáculo para elegir personas o realizar efectos de magia de cerca).





Todo ello para conseguir que la magia y la espectacularidad estén presentes desde el mismo momento en que empieza la representación, y no únicamente en las ilusiones propiamente dichas.

Un claro ejemplo es la entrada de David en el especial de las Cataratas del Niágara: a pesar de que la aparición del mago no responde al empleo de ninguna ilusión, el efecto en el espectador es tanto o más potente. La situación es la siguiente: la zona de público se encuentra iluminada y el escenario en penumbra, casi a oscuras, lo que acrecienta la sensación de misterio, incertidumbre e impaciencia en el espectador. Y en un determinado momento aparece un individuo a bordo de una Harley. El público, evidentemente, sabe que se trata de David Copperfield, pero la ausencia de iluminación mantiene el misterio. Cuando el mago se baja de la moto, se produce uno de los clásicos juegos de luz: unos cuantos focos iluminan por detrás a David, por lo que únicamente podemos ver su silueta junto a la motocicleta. Hasta que, finalmente, es enfocado también por delante y se escuchan los gritos y silbidos del público, señal inequívoca de que el mago acaba de ser "reconocido". Si a ello le sumamos la canción de U2 Where the streets have no name (la cual os recomendamos escuchar, especialmente su parte final, que corresponde al juego de luces de la entrada), obtenemos un inicio de espectáculo fantástico, propio de una gran estrella a nivel mundial.

La magia de David Copperfield está repleta de escenas y juegos de luces como el que acabamos de comentar. Tan solo hace falta un poco de atención a los "pequeños" detalles y descubriremos que los shows del gran mago norteamericano expresan muchas más cosas de las que podemos advertir a simple vista.

A continuación, exponemos el vídeo "15 años de magia", en el que aparecen recopiladas algunas de las ilusiones más impactantes de la primera época de Copperfield. Deseamos que no solo os fijéis en los efectos, sino también en todo lo demás: escenario, movimientos, ayudantes, efectos de sonido, iluminación, etc. Os aseguramos que vale la pena.

video

martes, 25 de marzo de 2008

Entrevista a Copperfield para "Central Ohio"

Traducimos una entrevista publicada en la prensa (http://www.centralohio.com/) el pasado 21 de marzo. Copperfield nos cuenta las claves del nuevo nombre de su espectáculo, de sus desafíos por realizar y por supuesto, el desarrollo de toda una vida dedicada a la magia.

David Copperfield ha sorprendido al mundo desde que era un niño que creció en Metuchen, Nueva Jersey. Ahora, después de desafiar a la gravedad con su ilusión Volar y de atravesar la Gran Muralla China, vuelve con una gira llamada "Una noche íntima de grandes ilusiones". El espectáculo se puede ver en el Palace Theatre durante dos sesiones el miércoles por la noche.

En una entrevista realizada a través del correo electrónico, Copperfield cuenta a la prensa de Ohio Central sus planes de superación y lo que considera su mayor logro.

Ohio Central: Señor Copperfield, hemos crecido viendo y leyendo noticias de sus increíbles hazañas. ¿Cómo cree que ha contribuido a redefinir el arte de la ilusión y a conservar lo pertinente en el contexto de la actual cultura popular?
David Copperfield: Mi espectáculo es una combinación de grandes e íntimas ilusiones. Me refiero a como si desconectase una parte del espectáculo de la magia para unirla más hacia la cultura popular de cada día, que siempre está en constante evolución como las giras que se hacen en todo el mundo. Me es difícil evaluar mi contribución al mundo del arte de la magia, he visto cómo lo desarrollaban mis predecesores y tendré que dejar que mis sucesores me juzguen a mí.

O. C.: Usted ha hecho lo imposible una y otra vez, desde levitar sobre el Gran Cañón hasta atravesar la Gran Muralla China. ¿Cómo lo va a superar?, ¿o cómo trata de crear ilusiones que son tan impresionantes?
D. C.: Hay algunas cosas que siempre he querido hacer como poner la cara de una mujer en el monte Rushmore, enderezar la Torre de Pisa o hacer desaparecer la Luna. Por lo tanto, ¡tengo mucho trabajo por delante!
La inspiración me viene de muchas maneras. La mayoría vienen en forma de sueños o pesadillas, en un encuentro por la calle, en mis viajes internacionales a otras tierras y exóticas localizaciones.
Es un gran número de maneras que me proporcionan la "chispa" para que el último número desarrollado sea visto por la audiencia (ojalá se sorprendan) en el escenario.

O. C.: ¿Cuáles son sus influencias? ¿Mirar hacia arriba en su trabajo?
D. C.: En muchos aspectos, mi arte mágico es el resultado de toda una vida de admiración por las grandes obras de directores de cine, desde Orson Welles a Steven Spielberg. También la teatralidad y la coreografía de las ilusiones están basadas en la inspiración de grandes artistas de baile como son Gene Kelly y Fred Astaire.

O. C.: ¿Cuál cree que es su mayor logro como ilusionista o en otras facetas?
D. C.: Hace muchos años mantuve correspondencia con alguien que me mostró una gran cantidad de autoestima en sus cartas. Finalmente, después de muchos meses, me encontré con él en un espectáculo y para mi sorpresa era discapacitado en una silla de ruedas. Yo estaba desconcertado porque él nunca lo había mencionado en las cartas. Entonces me di cuenta de que no creo en las discapacidades físicas en sí mismas. Y de que su práctica de la magia en casa le dio mucha seguridad. Por eso, a partir de ahí, comencé un programa llamado "Proyecto mágico", que se encuentra en cientos de países de todo el mundo, en miles de hospitales.
La magia parece dar a los pacientes, víctimas de accidente cerebrovascular, inválidos físicos, una gran mejoría de la autoestima propia y de la destreza manual. Este es un programa del que estoy muy orgulloso.

O. C.: A lo largo de 40 años en la magia, ¿cómo ha cambiado el arte del ilusionismo? ¿Es más difícil impactar al público actual que al de hace, por ejemplo, 20 años?
D. C.: Después de tantos años, todo se reduce a amar lo que hago, por lo que siempre estoy pensando en cómo mantener vivo mi espectáculo. Cuando voy de camino a mi próximo lugar de actuación, me pregunto si el público estará constituido mayoritariamente por estudiantes o por familias. Entonces, ¿debería adecuar la música para un colegio de chavales?... Por ello estoy constantemente pensando en mi espectáculo y en mi siguiente gran creación.

O. C.: ¿Qué consejo les daría a los jóvenes ilusionistas? ¿Cuáles son sus claves para el éxito?
D. C.: Creo que les aconsejaría perseverancia -olvidar la palabra "no"-, ¡amar lo que hacen y realizarlo con la máxima pasión!

miércoles, 12 de marzo de 2008

David Copperfield revela el secreto de la eterna juventud

ARCHIVO SEPTIEMBRE 2006. Su currículum está plagado de hazañas increíbles: atravesar la Gran Muralla China, hacer desaparecer la Estatua de la Libertad, salir con Claudia Schiffer... Pero todo eso solo son trucos de salón comparados con la última meta de David Copperfield: la inmortalidad.

El ilusionista, de 49 años, ha anunciado que ha descubierto la legendaria fuente de la eterna juventud.

Copperfield dice haber localizado la fuente en el archipiélago de Exuma, una cadena de cuatro pequeñas islas en las Bahamas que acaba de adquirir por 50 millones y medio de euros.

“He descubierto un auténtico fenómeno”, afirma Copperfield, que se muestra entusiasta ante las supuestas propiedades del agua: “Hojas secas en contacto con el agua se llenan de vida de nuevo, e insectos que están próximos a la muerte al entrar en contacto con ella remontan el vuelo. Es algo increíble, y muy emocionante”.

El mago transformó recientemente una de las islas del archipiélago en un lujoso lugar de retiro privado que solo los más ricos pueden permitirse por algo más de 300 000 euros a la semana.

Sumar al placentero retiro un par de gotas del preciado elixir podría añadir algún que otro cero a la cuenta.

Para demostrar que la cosa va en serio, el famoso ilusionista pretende demostrar la autenticidad de su hallazgo, para lo que ha contratado a un equipo de biólogos y geólogos que someterán a evaluación científica los supuestos poderes curativos del manantial. Hasta entonces Copperfield, que actualmente se encuentra en la isla, ha cercado la zona.

El Doctor Randall Harrell, fundador del Instituto Fountain of Youth, especialista en medicina cosmética, sugiere que el popular mago debería limitarse a los trucos de cartas: “Soy un gran admirador de David Copperfield, pero obviamente él es ilusionista y nosotros trabajamos con la realidad”, señala Harrell, que en su centro ofrece alternativas más científicas para atajar el paso del tiempo, tales como la cirugía cosmética, las técnicas de tratamiento por láser o incluso ‘packs vacacionales rejuvenecedores’.

jueves, 21 de febrero de 2008

30 años de ilusiones - Snow

Retomamos la sección "30 años de ilusiones", y lo hacemos a lo grande. En esta ocasión, nos ocuparemos de uno de los efectos que más aplausos y emociones ha cosechado en los auditorios de todo el mundo.

Nos estamos refiriendo a Snow (Nieve), la ilusión que cierra el especial de televisión nº 16 (Fuerzas Ocultas) del gran mago norteamericano.

video

Normalmente, David suele abrir sus especiales televisivos con una ilusión espectacular, que puede consistir en una de sus inverosímiles apariciones (El ascensor, La moto en la caja de las sombras, etc.) o en un efecto de gran impacto que levante al público de sus asientos, como El ventilador o La desaparición de la moto.

Para concluir estos espectáculos, David recurre casi siempre a una de sus grandes "hazañas", en las cuales nos presenta el lado más grandioso de la magia (La desaparición de la Estatua de la Libertad, Atravesar la Muralla China, El tornado de fuego, etc.).

Sin embargo, para el especial que nos ocupa, David Copperfield decidió utilizar Snow como colofón, algo ciertamente extraño si nos fijamos en los espectáculos anteriores. Pero si habéis tenido la oportunidad de ver el especial Fuerzas Ocultas completo, es casi seguro que no habréis echado demasiado en falta el tradicional y grandioso efecto final de otros shows. Y es que Snow es una de esas ilusiones verdaderamente "mágicas" en todos los sentidos... Quizá cada uno de nosotros, en mayor o menor medida, se haya sentido identificado con ella, y es ahí donde radica especialmente una gran parte de su contenido mágico. Más allá de la fantástica tormenta de nieve o de la excelente aparición del "pequeño David", la verdadera magia reside en las emociones provocadas en el público.

De la nada surge una historia que se hace realidad: el discurso introductorio de David (unido a la incomparable música de la película El príncipe de las mareas [The prince of tides]) crea el ambiente de intimidad apropiado y la conexión sentimental perfecta con el público, que "vive" lo que el mago relata y acaba por sonreír nostálgico. Una vez expuesta la historia, el mago la recrea, la plasma sobre el escenario y, en definitiva, la revive: de nuevo, la nieve sobre el rostro, aparecida mágicamente; de nuevo, la misma sensación de felicidad que en la infancia; de nuevo, el retorno físico del niño David (el niño, en realidad, que todos llevamos dentro); y al fin, el momento mágico por excelencia: el niño y el adulto frente a frente, la infancia y la madurez, el pasado y el futuro unidos mediante el maravilloso lazo de la ilusión (una ilusión que habita en cada uno de nosotros). Finalmente, el niño "desaparece" entre las sombras, aunque no en el sentido estricto de la palabra: en realidad, el pequeño David sigue "viviendo" en el adulto.



Nuestro niño interior nunca nos ha abandonado. De nosotros depende volver a encontrarlo y revivir su magia. Efectivamente, si nosotros queremos, "nada es imposible"...

Gracias por volver a recordárnoslo, David Copperfield.

miércoles, 20 de febrero de 2008

El mago interpone una demanda a los promotores asiáticos

El ilusionista David Copperfield ha presentado su propia demanda judicial contra dos promotores que pretendían demandarle por incumplimiento de contrato, después de que Copperfield se viera obligado a cancelar las fechas previstas para la gira asiática en el sudeste de Asia el pasado año 2007.

Copperfield, quien anuló la gira en diciembre en la que había visitado Oriente Medio y Asia en noviembre de 2007, se enteró poco después de que el FBI lo estaba investigando por una denuncia de violación. El mago insistió en que la acusación por parte de esta mujer no tiene nada que ver con la decisión de anular la gira asiática y culpa a los promotores por incumplimiento de sus obligaciones contractuales.

Pero los jefes de las empresas Viva Art International Limited y MAZ Conciertos Inc le demandaron por cancelarlo a última hora y exigieron la devolución de varios millones de dólares en pagos anticipados a Copperfield. Sin embargo, el ilusionista ha interpuesto su propia acción legal presentando documentos en la Corte Superior de Los Ángeles el pasado viernes 8 de febrero. En dichos documentos, Copperfield reclama a los promotores 4 millones de dólares en virtud de "artista con tasa garantizada" y 2,8 millones de dólares por la gira del sudeste de Asia y el resto de las fechas en Oriente Medio.

Fuente: TMZ.COM
contactmusic.com

martes, 5 de febrero de 2008

El año en que Copperfield vino a España y se presentó Jorge Blass

(ARCHIVO. Material recopilado en el año 2000)

El líder del grupo mágico del programa de televisión Nada X Aquí nos muestra sus juegos mágicos de última generación con efectos muy visuales e impactantes. Jorge Blass es madrileño, tiene 27 años y ya ha ganado los premios internacionales más prestigiosos: la Varita Mágica de Oro (Montecarlo) y el Sarmoti Award (Las Vegas, EE. UU.). Se dio a conocer tras protagonizar una campaña publicitaria de Telefónica.

En 1998, David Copperfield vino por primera vez a España con el espectáculo Sueños y Pesadillas; poco antes, en 1996, Jorge Blass había conseguido dos premios en el Congreso Internacional Magic Valongo, lo que propició que se hablara de él en círculos fuera de España. Todo esto llegó a oídos de Copperfield, que aprovechó la oportunidad para solicitar una cita con Jorge Blass, en la que el joven mago español hizo una actuación especial para el propio ilusionista norteamericano.

Su gran salto a la televisión en España se produjo el mismo año en que Copperfield presentó su gira El Viaje de tu vida; por aquel tiempo, Jorge Blass era un veinteañero que cautivaba ya a los telespectadores. Gracias al anuncio que protagonizó para Telefónica, le llegó la oportunidad de intervenir en el programa Club Megatrix del canal Antena 3 (patrocinador de la gira de Copperfield en España), y se estrenó por todo lo alto en una gala especial sobre la nueva programación de Antena 3 emitida en el año 2000.

Reproducimos un extracto de la entrevista a Jorge Blass publicada en CINeol (abril del 2006):

CINeol.- ¿Es la magia igual en todas las partes del mundo (India, USA, Europa)?

Jorge Blass.- En esencia es lo mismo, pero en cada lugar la magia se adapta a los gustos y preferencias de la sociedad. En EE. UU. hacen un tipo de magia muy directa, como la que mostramos en el programa. En Europa siempre hemos mostrado una magia más elaborada, más artística. La magia también ha cambiado a través de las distintas épocas. En la Edad Media los magos hacían aparecer conejos y palomas, pues el deseo de la gente era conseguir comida; ahora en Occidente los magos hacemos otras cosas, lo que queremos al ir a un bar: multiplicar dinero, conseguir bebidas gratis y llevarte a la chica.

CINeol.- ¿Quién ha sido o es, a tu juicio, el mago más grande?

Jorge Blass.- Lance Burton, Doug Henning, o David Copperfield.

CINeol.- ¿Es David Copperfield uno de los mejores magos del mundo? ¿O por el contrario es uno de los que más dinero pueden gastar para crear un mayor espectáculo?

Jorge Blass.- Copperfield es un mago excepcional, ha renovado la magia durante los últimos 20 años y ha creado ilusiones que los magos solo podían soñar. También es quien más dinero se gasta en la técnica. Es el camino que ha elegido, a mí no me entusiasman los "megatrucos" que hace, pero reconozco su talento.

El vídeo que presentamos a continuación pertenece a la gala del año 2000 con la que Antena 3 promocionó sus nuevos programas. El joven mago español Jorge Blass es el nuevo fichaje para formar parte del equipo de Megatrix. Atención a lo que dice Manuel Feijoo (el chico de la barba), que trata de emular a David Copperfield haciendo desaparecer a todo el grupo del Club Megatrix; cabe recordar que Manuel Feijoo era por aquellos tiempos un fan incondicional de David Copperfield. Lo demostró mientras estuvo como actor en la serie Compañeros (Antena 3), donde mencionó a Copperfield en varias ocasiones; además de ello, mostró fotografías del ilusionista entre sus cuadernos y carpetas de instituto.

Sí, por aquel entonces, eran otros tiempos...

video

viernes, 1 de febrero de 2008

«En mi "show" envío a 13 personas a Hawaii»

ARCHIVO. (Publicado el 29 de mayo de 2000 por la revista Pronto [España]).

El mago más famoso y más rico del mundo está de gira por España. En este nuevo show, Copperfield se supera a sí mismo: «El número más impresionante es el del viaje del público a Hawaii». Con página propia en internet -donde cuenta, entre otras cosas, chismes de su relación con la Schiffer-, aseguró que aquí se hace muy buena magia: «Me gusta mucho Juan Tamariz».

También desveló que un truco casi lo deja paralítico: «Me introduje en un tanque de agua. La cosa no salió bien y tuve que pasar 15 días en una silla de ruedas por problemas musculares».

video