jueves, 28 de agosto de 2008

30 años de ilusiones - Motorcycle Shadowbox

A lo largo de su carrera, David Copperfield ha ido incorporando a su espectáculo algunos elementos que, con el paso del tiempo, han llegado a convertirse en símbolos casi legendarios de su incomparable magia. La Sierra, el Ventilador o el pato Webster (este en una versión de magia más cómica) son buena prueba de ello.

Sin embargo, pocas ilusiones aportan un grado de espectacularidad y dinamismo mayor que las realizadas con la flamante Harley-Davidson que Copperfield lleva utilizando desde finales de los 80.

En esta ocasión nos detendremos en la fantástica aparición en la caja de las sombras, efecto que el mago de New Jersey ha mantenido en su show hasta el día de hoy. Se trata, pues, de una de las grandes referencias en su trayectoria artística y de la ilusión que suele encabezar la mayoría de los espectáculos.

video

Presentada por primera vez en televisión en el especial titulado Encuentro Explosivo (The Explosive Encounter), esta ilusión, como hemos apuntado, ha sobrevivido hasta la actualidad y se ha convertido en una de las apariciones favoritas de David sobre el escenario. Por lo tanto, cientos de miles de personas la han visto de cerca y, aún hoy, los afortunados que acuden a An Intimate Evening of Grand Illusion (el último espectáculo del mago) pueden apreciar su excelente puesta en escena. Las giras mundiales en las que Motorcycle Shadowbox ha sido representada son: The Magic Of David Copperfield (1987 - 1990), Radical New Illusions (1991 - 1992), Portal (2001 - 2002) y An Intimate Evening of Grand Illusion (desde el 2003 hasta la actualidad).


El concepto de esta ilusión es tan sencillo como espectacular: una gran caja de paredes translúcidas es presentada en el escenario por los ayudantes de David. Acto seguido, estos demuestran que dentro no hay absolutamente nada; para ello, se sirven de focos o bombillas que dirigen hasta su interior. Incluso, podemos comprobar la luz de las bombillas por los laterales y la parte trasera de la caja, lo que prueba la inexistencia de cualquier tipo de artilugio o persona en el interior. Poco después, sin embargo, los ayudantes cierran de nuevo la caja y a la altura de la pared frontal colocan las bombillas, la luz de las cuales "se une" y parece trasladarse a la caja, cuyas paredes se iluminan y comienza a ocurrir algo casi impensable: a través de la caja podemos observar extrañas sombras que van tomando forma, hasta que finalmente distinguimos la figura de un hombre a bordo de una moto. Al mismo tiempo, el potente motor de la Harley comienza a escucharse, lo que nos hace suponer que, efectivamente, alguien ha aparecido al mando de una moto en el interior de la caja antes vacía. Los ayudantes desmontan las paredes de la caja y ante una luz cegadora observamos a un sonriente David Copperfield haciendo rugir el motor.


Con el paso de los años, esta ilusión ha sido modificada en algunos aspectos. La primera vez que la vimos en televisión, la música era de Pet Shop Boys y su canción One more chance. Además, la aparición de David era algo más lenta. En la actualidad, la música de Moby y su Southside dotan al efecto de un mayor halo de misterio: la atmósfera creada por esta canción envuelve el auditorio y la aparición (mucho más dinámica y vertiginosa que la anterior) resulta aún más impactante si cabe.


Si todavía no la habéis visto, ahora tenéis ocasión de hacerlo a través de nuestro blog. ¡Disfrutad!