domingo, 6 de diciembre de 2009

30 años de ilusiones - The attic (Memories)

Una de las ilusiones clásicas de David Copperfield es The attic, también conocida como Memories. Nuestro mago ya la presentaba en sus comienzos y continuó haciéndolo durante bastantes años, de modo que fue incluida en dos especiales de televisión. La primera vez que la vimos fue en el especial número 2 (año 1979), donde un jovencísimo Copperfield comenzaba a ganarse la admiración y el reconocimiento del público estadounidense. Una década después, David volvió a presentarla en su duodécimo programa para la pequeña pantalla: El desafío de las cataratas del Niágara (año 1990). Por aquel entonces, el jovencito de mirada tierna y aspecto juvenil había quedado en el olvido para dar paso al hombre de semblante misterioso y ojos profundos que todos conocemos.

A continuación, os mostramos el vídeo de la presentación de 1979. David Copperfield actúa junto a la joven actriz Valerie Bertinelli, que también intervino en el especial anterior:

video

Como vemos, ya desde sus comienzos como mago David recreaba situaciones románticas que convertían cada ilusión en una pequeña historia de tono sentimental. La que acabamos de presenciar se centra en el recuerdo de la antigua amada, que reaparece y toma cuerpo en la imaginación del ilusionista para después desvanecerse por arte de magia. El tema musical, perteneciente a Barry Manilow y titulado Weekend in New England, contribuye a completar la atmósfera nostálgica que envuelve la historia. Como curiosidad, hemos de destacar el juego que David realiza con el perro de la joven: seguro que a muchos os recuerda a la desaparición del pato Webster, otro de los clásicos efectos del mago norteamericano y del cual nos ocuparemos más adelante: Slow-Mo Duck.

Once años después, Copperfield retomó la ilusión de la amada que desaparece y la adaptó a su espectáculo con una rutina diferente. Así, para el especial de 1990 David eligió como estrella invitada a la actriz y modelo Kim Alexis, que intervino junto a él en la nueva representación del efecto. En esta ocasión, y aunque la historia contada es casi la misma, la escenografía y la madurez de los protagonistas son muy diferentes, por lo que a primera vista nos parece estar asistiendo a una ilusión completamente distinta:

video

El romanticismo de esta segunda entrega es más acusado si cabe, pues el aspecto juvenil y la candidez de los anteriores protagonistas han sido sustituidos por la solemnidad y el misterio de los actuales. Además, el tema musical de Alannah Myles (Who Loves You) también está más acorde con la nueva ambientación, consistente en una escenografía clásica en la que el elemento antiguo y los tonos oscuros refuerzan la sensación de recuerdo y nostalgia.

David Copperfield la presentó al público en varias de sus giras, entre las que se encuentran las siguientes: The Magic Of David Copperfield: Live on Stage (1983-1986), The Magic Of David Copperfield (1987-1990) o Magic for the 90's (1992-1994).

The attic es, por tanto, una de las ilusiones preferidas de la primera época del mago estadounidense y uno de los mejores ejemplos de magia romántica.

jueves, 3 de diciembre de 2009

David Copperfield: "Mis secretos se irán conmigo a la tumba"

[Archivo. Junio 2002]

El primer pensamiento que me rondó por la cabeza cuando partí hacia el Hospital de Niños de la calle Klajceva, donde se organizó la conferencia de prensa con David Copperfield, el mago a quien no es necesario presentar porque no debe existir persona en el mundo que no haya oído hablar de él, fue darle un boleto de lotería y pedirle que lo completase con la combinación ganadora… pero la organización de la conferencia fue tal, que no tuvimos la oportunidad de acercarnos ni siquiera a medio metro de distancia de este mago que hizo un lugar durante su corta estancia en Zagreb para visitar a los niños de este hospital a los que sin duda embelleció el día.

El hombre que hizo desaparecer la Estatua de la Libertad, que atravesó la Muralla China o que escapó de Alcatraz, nació en Nueva Jersey, como David Seth Kotkin. Su padre, Hy, lo acompaña en cada viaje, y así también en esta oportunidad.

"Los saludo a todos de la manera más afectuosa y les digo que estoy muy feliz de estar aquí. Tuve una novia croata, por eso este país me es especialmente grato", dijo David Copperfield al ingresar en la sala donde estaban sentados los periodistas y algunos médicos que no quisieron perderse el encuentro con el gran mago. El encuentro con el periodismo tuvo lugar en el hospital de la calle Klajceva, ya que David aceptó llevar a cabo su "Proyecto Mágico" con los croatas más jóvenes. Se trata de un programa pensado para personas con enfermedades físicas o psicosociales y con problemas en el desarrollo. La sede de esta organización está en Kansas, EE.UU., los miembros de la administración son médicos y magos y su presidente es David Copperfield.

Más detalladamente sobre este proyecto informaron a los periodistas el director del hospital, Ivan Fattarini, y M.G. Taylor, director del "Proyecto Mágico, Croacia". "El proyecto del cual hablamos es una especie de terapia que se utiliza en treinta países de todo el mundo. Los resultados de esta terapia son muy buenos. Los niños, a través de pequeños trucos, como puede ser el juego con una simple goma y su traslado de un dedo a otro de la mano, aprenden a concentrarse en una cosa, a reconocer colores, a ejercitar la motricidad de sus dedos, a memorizar, a querer hacer las cosas mejor…", aclaró Copperfield, refiriéndose al sistema de trabajo de este "Proyecto Mágico" que más tarde mostró al público infantil que lo aguardaba en las salas del hospital. A los periodistas les interesó saber si en su corta estancia llegaría a ver algo de la ciudad. "Llegué hace cinco horas, dormí algo, me duché...", dijo, haciendo alusión a la falta de tiempo. Hablando de su presentación, prometió a los afortunados que presenciarían el espectáculo en la gran Sala de Deportes que les haría pasar unos momentos en las islas de Hawái.

"Me resultan especialmente gratos los trucos con vuelos y sobre todo me gustan los que llevan al público de un lugar a otro de la Tierra. A tales trucos los llamo 'Portal' y con gusto los presentaremos ante el público de Zagreb". A otra pregunta de la gente de prensa manifestó: "No tengo tiempo de dar clases de magia y no pienso contar mis secretos a nadie. En mi equipo, alguna que otra persona sabe los secretos de algún truco, pero nadie conoce todos los trucos. Mis secretos irán conmigo a la tumba".